-

Métodos no farmacológicos para una experiencia de parto positiva

Posted on2 Months ago
Love1

Todas las mujeres merecen atravesar una experiencia de parto positiva, se trate de un parto vaginal o por cesárea. Cómo atravieses este suceso trascendental depende de muchos factores. Tu situación emocional, tus condiciones de salud y las del bebé, el ambiente en el que desarrolles el trabajo de parto, el acompañamiento y el trato que recibas. En el parto vaginal, también influyen notablemente el crisol de métodos farmacológicos y no farmacológicos para alivio del dolor.

María Villarreal, Licenciada en Obstetricia y Profesora, nos cuenta sobre los beneficios de los métodos no farmacológicos.

—Los métodos de alivio del dolor no farmacológicos favorecen el protagonismo activo de la mujer acorde a los lineamientos y legislaciones que desarrollan el concepto de parto respetado —asegura María—. Además, disminuyen el dolor evitando los efectos adversos de los fármacos analgésicos y anestésicos.

María también hace una diferenciación entre el dolor y el sufrimiento. —El dolor puede definirse como “una experiencia sensorial y emocional desagradable asociada a los cambios en los tejidos del cuerpo de la mujer”— define María,— mientras que el  sufrimiento se relaciona con una amenaza percibida para el cuerpo o la mente, impotencia y pérdida de control, angustia, recursos insuficientes para enfrentarse con la situación dolorosa o miedo de que algo grave le ocurra a la madre o al bebé.

El hecho de que vos y el equipo de salud que te atienda conozcan e implementen distintos métodos para aliviar el dolor te resultará física y psicológicamente reconfortante. Te hace sentir cuidada y dotada de recursos a los cuales recurrir para mejorar tu experiencia.

Taller de Trabajo de Parto y Parto

—Algunos de los métodos no farmacológicos para alivio del dolor son: el libre movimiento, la esfera para embarazadas, la música, los masajes, el contacto, la aplicación de calor o frío, técnicas de respiración y relajación, duchas, baños de inmersión, aromaterapia —enumera María y nos cuenta detalles sobre cada uno de ellos.

El libre movimiento disminuye la duración del trabajo de parto y la posibilidad de ir a cesárea, además de generar un alivio en la percepción del dolor. También, reduce la posibilidad de requerir una episiotomía. Es muy útil la utilización de esferas en las que podés sentarte y mover la pelvis para favorecer la dilatación cervical y el avance del bebé. También, podés usarla en otras posiciones para aliviar molestias en la pelvis, zona lumbar o dorsal. 

La música puede aliviar el dolor al estimular la liberación de hormonas vinculadas al placer y suele ser un buen acompañante durante el libre movimiento y, especialmente, si vos la elegís. 

Los masajes y el contacto, siempre que los quieras y en tus zonas de preferencia, favorecen la liberación de oxitocina, una hormona fundamental para la evolución del trabajo de parto y para que te sientas relativamente relajada y feliz en ese momento de tanta exigencia mental y física.

En cuanto al uso del calor como método de alivio del dolor, lo podés aplicar en distintas partes como el sacro, sobre el pubis o en el periné usando una botella, bolsa de agua, compresas o sueros calientes. Favorece la extensión de los músculos, que es sumamente positivo para el parto.

También podés aplicar frío con un guante con hielo, bolsas o geles refrigerantes en las zonas de la pelvis donde tengas dolor. Esto disminuye los edemas y la inflamación.

Las técnicas de relajación y respiración son variadas y muy usadas. Es importante que la oxigenación sea adecuada para vos y tu bebé. A través de estas técnicas intentá conectarte con tus emociones y los cambios físicos que estás atravesando.

Las duchas o baños de inmersión son reconfortantes para muchas mujeres. Es importante que estés acompañada en esos momentos para prevenir caídas.

Por último, muchos estudios demostraron la utilidad de la aromaterapia para la reducción del dolor. Es importante que consultes con una aromaterapeuta con conocimientos en el tema antes de elegir las esencias.

—Existen muchos otros métodos como la acupresión, la acupuntura, el yoga, la eutonía —aclara María Villarreal—. No existe una fórmula mágica para aliviar el dolor, por el contrario, cada mujer, con ayuda de su acompañante y del equipo de salud irá encontrando los métodos que le resulten en cada etapa del trabajo de parto.

Te invitamos a ahondar más sobre estos temas el sábado 27 de agosto, de 10 a 13 hs, en el Taller de Trabajo de Parto y Parto de María Villarreal y Espacio Vita Aires en nuestra Casa Central de Alparamis Olivos. Compartiremos un desayuno y hablaremos sobre todo lo que ocurre durante el trabajo de parto, el parto vaginal y el parto por cesárea, así como también sobre la hora sagrada, derechos de madres y padres y otros temas importantes para vivir esos momentos tan importantes de la mejor manera posible, con respeto, información y amor.

Reservá ya tu lugar por WhatsApp.

Reservar

Menu

Create a free account to save loved items.

Iniciar sesión